Archivo mensual: octubre 2009

>El tonto del día

>

Tenía un poco abandonado este tema y no por falta de candidatos. Me había planteado incluso eliminarlo, pero esta semana ha saltado a la fama un tipejo que me ha convencido para, de momento, no hacerlo. El “elemento” en cuestión se llama Jaime Esquete y fue candidato del PP por Palencia. La semana pasada vomitó un artículo en el Diario de Palencia, donde celebraba la muerte del actor y cómico Pepe Rubianes. Por desgracia, Rubianes no está aquí para responder, aunque conociéndole, seguro que le hubiera “sudado la polla por delante y por detrás”.


…lo de Chacón no tiene desperdicio. Siendo Ministra de Defensa de España, se permite lucir una camiseta con la leyenda “Todos somos Rubianes”, unos días después de que el tal Rubianes-hoy felizmente desaparecido- se hubiera permitido llamar “puta” a España desde la televisión que mangonean los socialistas catalanes”


PD: Aparte de deleznable, el tipo es mentiroso. Pepe Rubianes realizó estas declaraciones el 20 de enero de 2006, mientras que Carme Chacón fue nombrada Ministra de Defensa dos años después, el 12 de abril de 2008.
PD2: El 8 de mayo de 2007, Rubianes fue absuelto de un delito de calumnias, del que le acusaba la ultraderechista Asociación por la Defensa de la Nación Española, entendiendo la juez, como casi todos, el carácter cómico de las palabras y del personaje en cuestión.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

>El espejo (borroso) de Andalucía

>

Una reportera de Informativos Telecinco sale a la calle para preguntarle al respetable que imagen tiene de Andalucía. Con la Cibeles de fondo un grupo de jóvenes contesta lo mismo; “catetillos, muy simpáticos, les gusta poco trabajar y están todo el día de cachondeo”. A la vuelta del vídeo Piqueras sonríe, como si compartiera la opinión y anuncia la nueva estrategia de la Junta para convertir a los andaluces en ciudadanos decentes a los ojos del resto, que por lo visto ya lo son.
Paralelamente hace unos años Manolo Cháves, el por entonces sempitermo presidente andaluz, otorgó a Canal Sur el privilegio, que por aquel entonces no debía ser una obligación, de ejercer como principal estandarte del lavado de cara a la patria. Sin embargo, la salida de Juan Medio, estrella de la cadena, que parecía marcar un cambio de rumbo, lejos de ser así, coincide con la llegada a la televisión pública andaluza de María del Monte y las Tardes con María, un magazin que durante cuatro años ha liderado la sobremesa con una estrategia basada en acentuar hasta la denigración los topicazos que promueven el estereotipo del simpático, cateto, vago, andaluz.

Con la abdicación de el cabeza, el trono pasa sin preguntar a Griñán, que presionado por las asociaciones de espectadores, vuelve a prometer cambios en la tele. A los pocos meses se anuncia la cancelación del programa de Maria de Monte, foco de casi todos las críticas que llegó a ser calificado por el Consejo Audiovisual de Andalucía como un programa “vulgarizante y ramplón que deforma tanto el humor andaluz como lo andaluz, alimentando los arquetipos ridiculizantes”.
Pero tras la salida de la flamenca nada más se movió e incluso regresaron viejos fantasmas. Como María sustituyó a Juan, Juan sustituyó a María. Ha vuelto Juan y Medio, con mayor contenido social pero persistente en su labor de cupido de octogenarios. También, los viernes noche sigue con los niños repelentes que preguntan a famosos como si fueran adultos. Esto aquí, triunfa. Por supuesto seguimos bailando flamenco cada hora, en verano las tortas del Grand Prix, los toros y los curas y por si todo esto ya no oliera mal, ahora el cordobés hijo (no reconocido) presenta un concurso y el cocinero de Rota apadrinado por Wyoming, se ha convertido en colaborador.
Para ser justo, la parrilla audiovisual andaluza, entre las dos cadenas, tiene suficiente potencial, calidad y sobre todo dignidad para elaborar una oferta de calidad que transmita y ensalze los aspectos positivos de nuestra tierra. La paradoja, que irrita, lleva al eterno debate que rodea a los medios de comunicación públicos. ¿Rentabilidad o calidad?, ¿vulgaridad de oro o cultura de plomo?. Si con Educación para la Ciudadanía nos esforzamos en transmitir valores básicos de convivencia a los más jóvenes, si invertimos millones de euros en educar a la sociedad en la igualdad de género, en la lucha contra el cambio climático o en alianzas de civilizaciones, ¿por qué pervertir el todavía gran canal de comunicación social con un espectáculo chavacano y denigrante, además subvencionado por todos?.

De la crítica no se libra el receptor, el otro eslabón de la cadena, habitualmente disculpado por que al fin y al cabo el cliente siempre tiene la razón o nunca tiene la culpa. A los andaluces nos gusta nuestra televisión, líder absoluto de audiencia en la región. Nos gusta el humor zafio, vulgar, la risa a boca llena, lo evidente. Un humor basada en exagerar hasta el extremo nuestro acento y por tanto nuestra identidad. Canal Sur es como poner a los andaluces delante de un espejo de aumentos, y si eso nos hace gracia, entonces, larga vida a María del Monte, que yo, apagaré la tele.

Deja un comentario

Archivado bajo Opinión

>Por los pelos

>

No esparaba tanta tensión ayer por la tarde. A las 5 ya había quedado. Daba por hecho, que por entonces la candidatura de Madrid ya habría quedado eliminada de la carrera olímpica y después de ver a Samaranch suplicando la última voluntad y a Raúl, dándole besitos a la hija de Mercedes Coghen ya no tenía sombra de duda. De repente Jacques Rogge, representando a 97 personas de las que poco sabemos, manda a la mierda en dos segundos el efecto Obama, que al menos para él, le pilló a 30.000 pies, en el Air Force One, sin cámaras.
Los pronósticos se cumplieron en la siguiente votación con la caída de Tokio, a priori la candidatura más floja a la que no ayudó una estridente presentación con alusiones al karaoke incluidos.
Madrid estaba en la final y mis planes retrasados hasta las 7.

Mientras tanto en las oficinas de Sacyr Vallehermoso, ya corría el cava. Al otro lado de la ciudad Florentino Pérez se sonreía mirando al infinito en su despacho de ACS, quizás llamó a Ferrovial para compartir la ilusión con Rafael del Pino, que quizás estaba comunicando porque ya había recibido la llamada de Esther Koplowitz y FCC. A 350 km de allí, a hora y media en AVE, como bien le explicó Mercedes Coghen a Sergei Bubka, Francisco Camps esbozaba una pequeña sonrisa que resultó reconfortante después de tanto disgusto. Desde que es presidente, por Valencia han pasado Calatrava, James Bond, Fernando Alonso muy rápido y hasta el Papa, y ahora una subsede olímpica con muchas obras a la vista. Lástima lo de Correa, con lo bien que se manejaba con estas cosas.
No me olvido de los bancos, de Caja Madrid que después de Cristiano Ronaldo ya olfateaba de nuevo el dinero, de los especuladores, de la Consejería de Urbanismo, del Ministerio de Fomento, de las empresas de trabajo temporal, de las mafias de inmigrantes y mano de obra barata, de los proxenetas….
Ayer medio Madrid estaba de fiesta.

A las 18:50 la botella más cara ya estaba sobre la mesa. Después de una interminable espera que más de un citado aprovechó para ir adelantando contratos, Jacques Rogge aparece en televisión. Botín se afloja la corbata. “A la ville de… Río de Janeiro”. La botella, como para la del 2012 vuelve a la nevera. Florentino quizás volvió a llamar a Del Pino, que quizás comunicaba porque Koplowitz ya le había llamado para decirle: “por los pelos”.

Enhorabuena a todos los madrileños

Deja un comentario

Archivado bajo Opinión