Archivo de la categoría: Opinión

Y la exclusividad mató al rigor periodístico

22:40 Un hombre cae al suelo

22:42 Un hombre herido al caer al suelo

22:44 Un hombre se parte una pierna al caer al suelo

22:46 Un hombre herido grave al caer al suelo

22:48 Empujan a un hombre causándole heridas graves

22:50 Un hombre de aspecto latinoamericano agrede a otro

22: 52 En estado crítico tras recibir una paliza

22: 54 Pelea de bandas en el centro de Madrid

22:56 Cuatro implicados en una pelea de bandas en el centro de Madrid

22:58 Batalla campal entre latinoamericanos en el centro de Madrid

23:00 Tiroteo en el centro de Madrid

23:00 Al menos un muerto en un tiroteo en el centro de Madrid

23:02 Al menos dos muertos en un tiroteo en el centro de Madrid

——————————————————————————–

9:00 La policía interviene en una acalorada discusión en Gran Vía. Sin incidentes reseñables

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Opinión

>El diálogo, la única solución

>

El problema de ETA es que más tarde o más temprano ha manipulado su propio discurso. Su palabra ya no vale nada y ese ha sido probablemente su mayor error. Recordaba el Ministro Rubalcaba en una entrevista, los tiempos ahora lejanos donde ETA mataba pero no mentía, cuando los diferentes gobiernos, todos sin excepción, mantenían contactos y relación de “confianza” con los emisarios de la banda. Pero llegó un día donde las treguas, los ceses de la violencia y los alto el fuego siempre derivaban en más muertos con nuevas armas, y ahora que empujado por la circunstancias ETA necesita decir la verdad, es muy complicado creerles.
El proceso de paz será una prueba de madurez democrática para los españoles y a juzgar por las primeras reacciones ante el anuncio de ETA, las espectativas no son muy buenas. La paz siempre es difícil y durante el camino que será largo, el Estado y la democracia tendrán que hacer concesiones, aunque ceder ante los enemigos no sea plato de buen gusto para nadie. El patriotismo barato y el recuento de víctimas no logran la paz, como tampoco una política de buenos y malos y un estatuto de vencedores y de vencidos al que el PP y la AVT no están dispuestos a renunciar. La manipulación partidista de las víctimas y el intento de convertir a los familiares de los muertos en actores políticos, no son más que piedras en un camino que para recorrerlo será necesario dejar a un lado el dolor.

Ahora que la izquierda abertzale ha convertido su voz en propia, que por primera vez apuesta con determinación por las vías exclusivamente políticas, la negociación es una acto de responsabilidad que aunque impopular, el gobierno tendrá que asumir presumiblemente en solitario. A estas alturas pedirle sentido de estado a Mariano Rajoy es desayunar la pera del olmo, más aún cuando acabar con ETA es una prioridad para los conservadores, siempre y cuando sean ellos los que hagan el anuncio en la escalera de la Moncloa.

La policía y las rejas pueden acabar con ETA, pero en la cárcel no caben los 200.000 simpatizantes de la izquierda abertzale ni el sentimiento radical vasco, más antiguo y maduro que nuestra democracia, que con ETA o sin ella siempre tendrá tiempo para empuñar el arma y que sólo se apagará cuando los dos lados del conflicto sean capaces de sentarse a dialogar con las manos encima de la mesa.

1 comentario

Archivado bajo Opinión

>Feliz regreso

>

Se va marchando agosto y ya huele a rutina. En la playa se apura hasta el último rayo de sol, como si no quedaran veranos para seguir incubando el melanoma. Los guiris vuelven a casa con resaca, a retomar el civismo y la seriedad europea que tres meses al año estravían en España entre fiesta y vomitona. Las viviendas vacacionales que destruyen la costa se quedan vacías y los chiringuitos echan el cierre con la esperanza de que este no sea el último año que ensucian los arenales. Los controladores aéreos no harán huelga, el carnet por puntos salva vidas y la mayoría traemos de vuelta las cervezas y el helado con la promesa de quemarlos en el gimnasio. El capital sabe que de lo poco que permite ahorrar no queda nada y toca puntualmente diana. Los lacayos vuelven al tajo para ensuciarse otros once meses con la esperanza de tener el año que viene quince días libres para lavarse las vergüenzas. El calor se despide a lo grande y pronto los hombres volverán a mirarlas a los ojos. David Civera regresa a su vida de hermitaño turolense y los blogs con demasiado ego a rezumar arrogancia. El país recuerda de nuevo que arrastra cuatro millones de parados y el populacho que Belén Esteban continua siendo su princesa. Hoy he escuchado a Mariano Rajoy solicitar la comparecencia de algún ministro y a Zapatero planeando su próximo viaje a ese país maravilloso que dice presidir. Esperanza Aguirre desempolva el monopoli y los políticos “se suben” a La Noria. Y mi madre ha anunciado sin previo aviso con la cuchara sopera en la mano que “este será el último gazpacho”. Ya huelo a pechuga de pollo y a macarrones con tomate. Las maletas están preparadas y los besos saben a despedida. Feliz regreso.

2 comentarios

Archivado bajo Opinión

>Mujeres Ricas

>

Vivimos en crisis aunque no todos se hayan dado cuenta. Hay unos pocos privilegiados que siguen haciendo acopio de riqueza. Esos mismos que van a galas benéficas, organizadas en restaurantes de lujo y disfrazados de dinero en tela, con la última mierda en la mano para que otros ricos jueguen a las subastas en pos de los más necesitados. Algo así como comerse las gambas y regalar las cabezas.

Decía Wyoming con la maldad habitual, que los ricos son el referente de la clase media y sus vidas las que todos desean. Como uno se excita más cuanto menos sexo tiene, los ricos se han puesto en el escaparate a enseñar las vergüenzas y sorprendentemente nos hemos quedado mirando. La causa de esta crisis es precisamente la obscenidad de esos pocos que se reparten la riqueza de todos y cuya desvergüenza ahora les permite dejarnos girar la cabeza para que veamos en imagen digital y con sonido envolvente como nos dan por culo. Pero el capitalismo ha podrido tanto al ser humano que en lugar de matar al violador, miramos fijamente con la esperanza de algún día estar al otro lado.

La riqueza garantiza el control de la las opiniones, y los poderosos han implantado un pensamiento único que les mantiene indemnes; lo suficientemente lejos para que nadie les pueda tocar y lo suficientemente cerca para que todos les puedan desear. Para la mayoría salir de la crisis es revivir ahogado por una hipoteca, con un sueldo mísero y unas condiciones laborales cada vez más precarias, pero al fin y al cabo ese es el punto de partida del sueño capitalista que les han prometido y que con casi todo seguridad nunca alcanzarán. Una casa de mil metros cuadrados con muebles blancos, un divorcio prematuro con buena pensión y un marido que deja un bonito cadáver y una mejor herencia. Un perro en el jardín y un par de niños rubios y políglotas. Una vida de muchos continentes y poco contenido.

El capitalismo es como la religión; un modelo que se ha demostrado a sí mismo fracasado, pero que subsiste gracias al aborregamiento de las masas y un paraíso prometido a donde ni siquiera llega Dios. Las mujeres ricas se ponen en el escaparate porque en tiempos de crisis los sueños son más fuertes y se llama con Iphone.

1 comentario

Archivado bajo Opinión

>La vieja Cataluña

>

Lejos quedan ya los años donde el Madrid cañí y provinciano miraba con envidia los aires vanguardistas de una Bercelona que paseaba modernidad y transgresión por Europa. Lejos quedan los días oscuros donde intelectuales de todo el país viajaban a Barcelona en busca de una ciudad colorida que parecía ir siempre por delante del resto. Pero los aires de cambio empezaron a brotar en la vieja capital y en pocos años Madrid, se afanó en limpiarse la cara hasta transformarse en una de las ciudades más activas del continente. Aunque la lógica dice que el ascenso de A no conlleva necesariamente el descenso de B, ahora las provincias se han mudado a Bercelona y a su cara, antes brillante y estilizada, le han empezado a salir arrugas.
Como la vieja gruñona que protesta por el pañal mojado, ha sido el Constitucional mearse en el Estatut y darse cuenta la señora del maltratao a los toros, unos trotes que a su edad, salvo que se llamen correbous y con acento catalán, ya no son aconsejables. Como la vieja que no recuerda su juventud, se olvida el Parlament de Cataluña que las corridas de toros son una tradición ancestral que no entiende de regiones ni naciones, y el arte en el albero lo ha sido siempre aquí i també allá. Los movimientos nacionalistas e independentistas, tan lícitos como antaño lo era la tauromaquia, ya tienen réplica para el batacazo estatutario y anque como dijo Puigcercós, “Cataluña es hoy una sociedad mejor”, la buena tierra prometida de los que quieren ser parte y no todo, ya tiene a sus propios exiliados desfilando por la frontera. Un paso importante para cualquier nación.

2 comentarios

Archivado bajo Opinión